Nuestro “Cole”

mud-70783_960_720

Siempre me ha gustado soñar a imaginar. Cuando mi pequeña aún estaba dentro de mí, me gustaba soñar imaginando qué clase de persona sería. La imaginaba siendo una de esas personas que cuando hablan puedes oír cómo el interior de los que la escuchan hace “click” y algo cambia dentro de ellos. La imaginaba segura de sí misma, con ideas propias y capaz de alzar la voz para cambiar las cosas con las que no estuviera de acuerdo. Una luchadora capaz de mostrar al mundo una visión diferente de la realidad. Alguien para quien frases como “siempre se ha hecho así”, o “porque sí” no tienen ningún significado.

¡Y es que realmente mi hija es así! Voy a tener que ir dejando lo de imaginar…

Bueno, a lo que iba… siendo totalmente consciente de cómo se alejaba de todo lo que se considere neurotípico y teniendo muy claro que quería respetar su esencia (porque si alguien tiene que cambiar no es precisamente ella, sino la sociedad), me dispuse a buscar una opción de escolarización.
Empecé a valorar las opciones que nos ofrecían tanto escuelas públicas como privadas, pero tengo que reconocer que no pude buscar demasiado, no era capaz. Cuanto más leía más me rechinaban los principios sobre los que se basa la Educación Tradicional.
Un sistema creado sólo para niños normotípicos donde la diferencia da miedo y además es un problema.
Todos bien igualitos y formales vaya alguno a empezar a pensar por sí mismo y a crear una rebelión porque con un ratio de un adulto por cada 25 niños de tres años…pobre maestro, creo que no tendría ninguna posibilidad.
Estos ratios hacen imposible ver la individualidad de cada niño y le impiden desarrollar sus habilidades particulares. Ni el mejor de los maestros, formado en acompañamiento respetuoso de la infancia podría hacer nada decente, quizás consiga que todos salgan al menos ilesos al terminar el dia o quizás no…
Todos con sus libros de texto, a memorizar… ¿para que dejar que desarrollen la creatividad?, no sea que entre ellos haya algún pequeño genio que con sus aportaciones pueda hacer temblar los cimientos de esta sociedad.
No, no…mejor todos a colorear y sin salirse, que nadie dibuje libremente. El dibujo es una forma de expresión infantil muy poderosa y puede que alguno de ellos tenga algo que expresar y no estemos preparados para entender.
¡Y a hacer fichas! Punto raya punto raya…creo que me estoy mareando. ¿No sería posible que partiendo de sus intereses fueran capaces de ir creando trazos por sí mismos?
– ¡Claro que no!
– ¿Y por qué?
– Porque siempre ha sido así.

Hay que enseñarles a leer y a escribir desde edades muy tempranas, aunque no tengan ni idea de para qué les puede servir este conocimiento, aprender a leer y a escribir como autómatas.
Para qué esperar a que ellos sean los que marquen el ritmo, los que nos digan un día de repente: ¡quiero escribir mi nombre para ponerlo en la puerta de mi habitación! o ¡quiero aprender a escribir para mandar una postal a la abuela y decirle cuánto la quiero!

Es mejor enseñar sólo la teoría, aunque no tengan ni idea de cómo poner nada en práctica. Así no son capaces de hacer nada por sí solos y molestan menos. Les ponemos la tele y los videojuegos toda la tarde y nos olvidamos de preguntas que nos hagan sentir incómodos. Nosotros somos adultos y ellos sólo unos niños y no podemos poner en peligro nuestra autoridad, ellos no saben nada de la vida, nada nos pueden enseñar…

Y eso del juego…para qué perder el tiempo. A hacer actividades y deberes que de ahí sí que se saca provecho. 50 sumas y otras 50 rectas, ¡libros de matemáticas desde educación infantil!
– Y no se podría jugar entre toda la clase a que montamos un mercadillo, con puestos donde vender y clientes que compran? Así también se puede aprender matemáticas, creo…
– ¡Pero que idea rara es esta! ¡Juego en las aulas!Primero la teoría, la práctica ya se verá si hay tiempo…
¿Y si hubiera algún pequeño que destacase en algún área muy por encima de las demás? ¿ Se podrían potenciar sus habilidades?
– Sí, que sus padres lo apunten a actividades extraescolares.

Pido disculpas si alguien se siente ofendido por esta narrativa en clave de humor, no pretendo ofender a nadie. Sé de primera mano que existen maestros que cada día se esfuerzan por mejorar el sistema que les imponen, entre ellos mi madre. Intento reflejar la lluvia de pensamientos que me pasaban por la cabeza en aquellos días y respeto todas las opciones de escolarización aunque no las comparta.

Justo antes de que mi cabeza explotase se me encendió una bombilla… ¿Y si una educación alternativa fuese posible? ¡Ahí estaba google dándome la respuesta!

Un sinfín de términos que hasta el momento eran desconocidos para mí, se desplegaban ante mis ojos…escucha activa, acompañamiento respetuoso, pedagogías alternativas, Montessori, Waldorf, escuelas libres, periodos de adaptacion con madres dentro de la escuela, niños marcando el ritmo…

Y encontré el Jardín de Momo… estaba escondido pero lo encontré.
Iniciamos un periodo de adaptación en el que en todo momento ella ha sido la que ha ido marcando los tiempos. Sin prisa, sin derramar una sola lágrima, con derecho a dar un paso atrás si no se sentía segura, con mi presencia en el Jardín dándole toda la seguridad que necesitaba para atreverse poco a poco a explorar, y a reconocer el espacio como suyo. Y cómo no, dándole todo el tiempo para soltar mi mano y tenderla a sus acompañantes.
Acompañantes a los que no he tenido que dar ni una sola recomendación sobre cómo relacionarse con mi hija porque la lección me la daban cada día ellos a mí.
Sabían respetarla, anticiparse, esperar a su respuesta, reconocer sus emociones. Siempre le hablaban de frente, poniéndose a su altura, despacito y mirándola a lo ojos, tal y como hacen con todos los pequeños del Jardín, no lo conciben de otra forma. Este respeto a la infancia no se aprende, nace de dentro.
Seis meses que hemos vivido con ilusión, creyendo en lo que hacemos y trabajando como un equipo, hasta que un día dijo: ¡Adiós mamá! y sonrió…
Sí que era posible que mi hija con autismo fuese a la escuela sin derramar una lágrima, a pesar de no haber ido a la guardería, de haberle dado el pecho hasta los dos años, de haberla mimado todo lo que he podido… para sorpresa de muchos.
La experiencia que mi pequeña actualmente está viviendo en el Jardín de Momo no soy capaz de expresarla en esta entrada. Es todo un espectáculo de devoción, humildad, respeto y escucha.
La forma en la que la ayudan a reconocer sus sentimientos y a canalizarlos, cómo la invitan y la acompañan para que sea capaz de expresar a los demás pequeños lo que tanto le cuesta decir con palabras, es un acto de amor.
He podido escuchar a los acompañantes decir que mi hija es un regalo para el Jardín, que cada día les enseña.
También he escuchado a los pequeños decir que es súpersimpática, he visto cómo la abrazan, con qué cariño se despiden de ella y cómo están deseando venir a casa a jugar con ella.

Estos pequeños podrían dar una lección a muchos porque saben ver que EN LA DIFERENCIA TAMBIÉN HAY BELLEZA.

Anuncios

8 comentarios sobre “Nuestro “Cole”

  1. Me ha emocionado muchísimo la vivencia con tu hija….¡¡¡¡Que inteligencia tan llena de sensibilidad y sensatez ¡¡¡¡¡
    Me alegro que lo compartas….¡¡¡ para que otros padres puedan seguir tu camino¡¡¡ A mí me ha parecido ejemplar y seguramente ayudes a otros padres… desde mi experiencia de madre comparto la propuesta para enseñar de ‘”otra forma” a los niños que no sean normotipicos….
    Mucha suerte y Felicidad para ti y tú familia…

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi peque ha empezado ste año el cole. Tiene diahnostico TEA. Es un cole en el que “se salen de lo normal”. Un cole publico, en el que le han puesto todos los apoyos que necesita, y en que trabajan unas personas MARAVILLOSAS. Todo lo que aprenden es tocando, jugando, ensuciandose….educacion por ambientes. No llevan mochila, ni libros,ni fichas, todo es experimentar eligiendo ellos mismos que es lo que quieren hacer ese dia. Y lo mejor de todo es que van sin zapatos, entran, se quitan los zapatos y se ponen unos calcetines de psicomotricidad…y a disfrutar!. Sin embargo, me sorprende, bastantes madres esran en desacuerdo con el metodo. Este cole antes no hacia esto pero ha querido renovarse y enseñar a los peques divirtiendose. Si muchos padres siguen pensando en la enseñanza que se ha hecho toda la vida….pues imaginate que supone para algunos que haya un niño con autismo con sus hijos…. Pocas, pero hay miradas….pocos,pero hay comentarios….a esos padres que estan anclados en la “normalidad”…pues decirles que ser distintos o estudiar de manera distinta, puede ser maravilloso si se cree en ello. Yo creo en la educacion inclusiva, creo en la diversidad, y creo que mi hijo tiene tambien muchas cosas que enseñarle a los “normales”.

    Le gusta a 1 persona

    1. No sabes cuanto me alegra saber de iniciativas como las de vuestro cole, seguro que Jose está encantado 😉. Me gustaría que nos dijeses cuál es el nombre y en qué ciudad está.
      Con respecto a esas miradas y comentarios que dices…todos llevamos diversidad dentro de nosotros pero a algunos les da tanto miedo reconocerlo que prefieren señalar la diversidad de otros.
      Tu hijo podría enseñarles muchas cosas, no lo dudo ni un segundo.
      Gracias por pasarte a leer y dejar tu comentario.
      Un abrazo fuerte.

      Me gusta

      1. Claro. El cole se llama Porta d,es moll y esta en Alcudia, en palma de mallorca. Ahora mismo es el unico cole que conozco que utiliza esta enseñanza. Y si, Jose es feliz,feliz,feliz alli. Ademas, el tenia y tiene un problema con llevar mucho tiempo los zapatos puestos, asi que mira, el cole a su medida.

        Le gusta a 1 persona

  3. Yo Trabajo en la publica, soy vetlladora y os aseguro que cada día hay más implicación en educar en la diversidad. Se les enseña mucho a través del juego, las matemáticas las aprenden jugando con cartas, dados, etc y no sabéis cómo aprenden a sumar, los dobles, mitades… Este año estoy con un niño de primero con autismo, es un amor, me ha robado el corazón y sus compañeros lo tratan como a uno más, les encanta jugar con él y cada vez más, se relaciona con ellos y los busca. Ellos aprenden mucho también de él xq es muy listo, un lince en matemáticas y él a veces también ayuda a los que les cuesta, a él le encanta y a los demás también xq así cuando a él le cuesta algo siempre hay muchos voluntarios para ayudarlo, realmente los niños son increíbles y nos dan lecciones de solidaridad, humildad y compañerismo.
    Lo más triste de la pública son los recortes y la falta de recursos aunque con mucha ganas y voluntad, los docentes y Vetlladoras hacemos piña y luchamos mucho por la inclusión. Aunque las vetlladoras sufrimos muchos recortes de horas cada año y eso perjudica bastante, porque el docente entonces está muy solo y con 25 alumnos.
    Mi niño( porque también es un poquito mío) tiene un horario visual con pictogramas, se le hacen sesiones con descansos para facilitar su motivación y aprendizaje, tiene carpetas visuales con pictogramas para el aprendizaje de vocabulario y conceptos. Tiene su espacio para descansar cuando notamos o él solicita que lo necesita, en el que tiene sus botellas con agua y diferentes materiales que le hemos hecho nosotras y que por cierto le encantan y lo relajan muchísimo. Yo estoy súper orgullosa de él xq ha avanzado muchísimo sobre todo en autonomía, relaciones sociales y lenguaje verbal, es muy feliz y ahora está muy simpático y gracioso. Seguiremos luchando por la inclusión y que nos den los recursos que necesitemos para poder ayudar y facilitar su aprendizaje. Un abrazo a todos y todas!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu aportación. Es muy importante contar con profesionales de todos los ámbitos implicados como tú, esforzándose a diario por acercar los contenidos de una forma adecuada a las particularidades de cada pequeño y respetando sus ritmos.
      Pero hasta cuando la buena voluntad y el esfuerzo está presente os encontráis con la penosa barrera de los recortes y con un sistema que en la práctica, no apuesta por una educación donde todos tengan cabida, solo por los que “salgan baratos” al sistema.
      Mil gracias desde aquí por vuestra labor y esfuerzo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s